¿Qué pasa cuando no se usa protector solar?

Publicado por Daniel Gutierrez en

El uso del protector solar

Muchas personas consideran que el uso de protector solar debe ser en ocasiones específicas, por ejemplo, en verano o en vacaciones; esta idea es completamente errónea, pues el uso del protector solar debe ser diario, sin excepciones.

De esta manera nos estaremos protegiendo adecuadamente de la radiación solar, además el uso de protector sobre la piel de nuestro rostro mejorará su aspecto.


Especificaciones del protector solar

Recuerda que debes usar un protector solar con ciertas indicaciones, como un factor de protección solar mayor a 30, una textura adecuada para la piel (generalmente se recomienda en gel) y que cuente con protección para los rayos UVA, UVB. Puedes consultar con tu dermatólogo para mayor información sobre este tipo de productos. 

La piel

Es muy importante que mantengamos este tipo de cuidados en nuestra piel, puesto que la piel cumple funciones corporales como la protección del organismo frente a organismos tóxicos que puedan estar en el ambiente. A su vez, también regula la temperatura del cuerpo, regula la pérdida de sustancias (en especial de agua), sintetiza la vitamina D y nos proporciona el tacto.

La piel consta de tres capas:

  • La epidermis (capa exterior. Está compuesta por queratinocitos, suele estar en un constante proceso de regeneración y es la principal encargada de actuar como barrera frente a los agentes tóxicos. También cumple un papel importante en la pérdida de líquidos).
  • La dermis (capa del medio. Compuesta principalmente por colágenos y elastina. Es la encargada de las propiedades de la piel en cuestiones físicas, como la elasticidad y la uniformidad en el tono).
  • La hipodermis (capa interna. A diferencia de las otras dos capas, en la hipodermis se acumula lípidos o grasa, lo cual influye en la temperatura corporal. Además, protege al organismo de golpes o contusiones que puedan afectar fatalmente).

Por otro lado, es relevante que sepas el tipo de piel que tienes y las necesidades que debes suplir de acuerdo a ello. Por ejemplo, las pieles muy sensibles deben tener una protección mayor a las demás.

La radiación solar

Las radiaciones UV tienen tres tipos de radiaciones. Las radiaciones UVA (penetran las capas más profundas de la piel y son los responsables envejecimiento prematuro o irritaciones en la piel, las radiaciones UVB (son las responsables de las quemaduras en la piel, también llamadas eritema solar), las radiaciones infrarrojas (estas radiaciones pueden causar los efectos anteriormente mencionados y empeorar las afecciones que estos puedan llegar a causar).

 

Consecuencias de la falta de uso del protector solar

Existen diferentes consecuencias que pueden surgir a partir de la sobreexposición a la radiación solar.

El foto-envejecimiento es la más común de estas; se define como la aparición de arrugas, líneas de expresión, manchas oscuras y falta de elasticidad en la piel. Junto con lo anterior, el envejecimiento prematuro también es una afección propia de la falta de protección al sol, pues causa la descomposición acelerada del colágeno, causando que la piel pierda su fuerza y elasticidad.

Otra afección que se presenta con frecuencia es la aparición de quemaduras solares, generadas por la degradación de las células en la piel. Si estas quemaduras no se tratan de la manera correcta, podrían llegar a necesitar un tratamiento médico especial.

El debilitamiento del sistema inmunológico también es una consecuencia de lo anteriormente mencionado, pues dicha sobreexposición puede aumentar la frecuencia con la que nos enfermamos.

Finalmente, el daño mas grave y mas popular que genera la sobrexposición al sol es el cáncer. Se suelen presentar casos como el melanoma, el carcinoma en las células basales y el carcinoma en las células escamosas. Todos estos tipos de cáncer de piel, son de rápida propagación (metástasis).

 

Recomendaciones

Dado lo anterior, es muy importante complementar el uso del protector solar con hábitos saludables como una alimentación balanceada, que contenga principalmente alimentos con propiedades antioxidantes. Este tipo de alimentos se encuentran en varios grupos alimenticios, por ejemplo en los carbohidratos complejos como las frutas y verduras o en proteínas como los pescados de agua fría (atún, salmón, sardinas, entre otros).

Asimismo, un buen hábito de sueño también puede mejorar el estado de la piel, al igual que la actividad física y la hidratación.

En caso de que practiques algún deporte en el exterior, es muy importante que adquieras un protector lo suficientemente adaptable a las exigencias del deporte. Lo ideal, es comprar un protector solar que tenga un rango de FPS mayor 30 y sea resistente al agua.

AR 50 PLUS Bloqueador Solar

Recuerda acudir periódicamente con tu dermatólogo o médico especialista para garantizar un buen estado corporal y recibir las recomendaciones necesarias sobre el uso del protector solar.

Si deseas obtener más información sobre este tipo de temas como el cuidado de la piel, el cuidado de los ojos, puedes seguir navegando nuestro blog.

Si buscas un protector solar ideal para el cuidado de tu piel y en especial el cuidado de la piel de la cara y los párpados, te podemos recomendar el siguiente producto: AR50

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados